Averías 24h 900 777 666 Tel�fono Aver�as
Buscar
22 octubre, 2019
Empresa  >  Innovación y Tecnología  >  Las Infraestructuras
Las Infraestructuras

Como resultado de muchos años de lucha para garantizar el suministro de agua en la ciudad, actualmente, Reus dispone de unas instalaciones de primer orden y su modelo de gestión es un referente para muchos otros municipios.

Tomemos una visión general por las infraestructuras que forman el ciclo integral de Aigües de Reus. El agua que sale por el grifo de nuestra casa proviene de diferentes fuentes:

Principalmente, nos llega del río Ebro mediante una captación en el margen izquierdo del río a la altura de Campredó, municipio de Tortosa, desde donde se bombea en la planta de tratamiento que el Consorcio de Aguas de Tarragona tiene en Ampolla. A través de una gran cañería de impulsión, la mayor parte de su recorrido es paralelo a la autopista AP-7, hasta llegar a la parte alta de la ciudad de Reus.

Otra parte importante del agua proviene de los pantanos de Riudecanyes y de Siurana que están comunicados entre sí y suministran agua a regantes particulares y a diversos municipios del Priorat y del Baix Camp.

Reus también cuenta con recursos propios. Por una parte, las aguas superficiales que nos llegan a través de las antiguas minas que todavía están en perfecto estado de funcionamiento: la mina Monterols, con unos 400 años de funcionamiento y la mina Hidrofòrica, construida en el siglo XIX. Por otro lado, tenemos agua de captaciones subterráneas, o sea, de las aguas que se encuentran en las capas freáticas del subsuelo del municipio. Actualmente, Reus dispone de 19 pozos en servicio.

El Agua es conducida a la ciudad mediante 18 kilómetros de grandes cañerías ... es lo que se llama red de transporte.

Para hacerla llegar a los 42.000 clientes, dispone de 335 kilómetros más de cañerías de dimensiones más reducidas y 3.400 valvulas de aislamiento... es la red de distribución.

Para una óptima gestión, Aigües de Reus ha dividido la ciudad en 24 sectores de suministro. Mediante 34 arquetas de control conectadas al sistema de telemando que se encuentra en la sede central de la empresa, se puede vigilar: la presión, el caudal, la cloración y la turbiedad del agua suministrada en cada uno de los sectores. De esta manera, se puede ofrecer un mejor servicio y actuar con rapidez en caso de detección de posibles fugas en la red.

De hecho, la mayor parte del agua que sale de los grifos no es realmente consumida sino que simplemente se utiliza para actividades de limpieza. Una vez utilizada se convierte en un residuo que es necesario evacuar.

Por otro lado, la evacuación de las aguas sucias se realiza mediante una red de 273 Km. de cañerías de saneamiento, 6.122 pozos de registro y 48 Km. de grandes colectores. Aunque las aguas residuales circulan por gravedad, Aigües de Reus cuenta con la ayuda de siete estaciones de bombeo para que llegue a la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), situada en la parte baja de la ciudad en la partida de Porpres.

En la estación depuradora de aguas residuales se producen uno serie de procesos físicos, químicos y biológicos que van eliminando progresivamente la materia en suspensión y las sustancias disueltas. Parte del agua depurada se utiliza para el riego agrícola, siempre que se generen una serie de subproductos que también son aprovechados. Por una parte, los barros sirven para la elaboración de compuesto para jardinería y como abonos para la agricultura y para la regeneración de canteras. El biogás se utiliza para la generación de energía en forma de calor y electricidad.

El resto de aguas depuradas sobrantes llegan al mar a través del barranco de Barenys. Es por ello que hablamos de ciclo integral del agua, porque la obtenemos del medio natural y la devolvemos después de utilizarla.

Tenemos la obligación de devolverla a la naturaleza con las mismas condiciones que ella nos la ofrece.