Averías 24h 900 777 666 Tel�fono Aver�as
Buscar
30 enero, 2023
Noticias

Categorías

Noticias

20 enero 2020

AIGÜES DE REUS COMIENZA LOS TRABAJOS QUE DEBEN PERMITIR VOLVER A UTILIZAR EL AGUA DEL MINADO DE ALMOSTER

Aigües de Reus tiene previsto comenzar la próxima semana una de las obras más destacadas del año en curso, y que tiene como objetivo de conseguir un mejor aprovechamiento de los recursos hídricos de la ciudad, ya que permitirá la utilización del agua del minado de Almoster, hasta ahora en desuso. El proyecto se hace coordinadamente con las obras de remodelación del paseo de la Boca de la Mina, que impulsa el Ayuntamiento.

 

La obra en cuestión, con un presupuesto de 103.272,52 euros, consiste en la interconexión del minado de Almoster, a través de las antiguas instalaciones llamadas del Cloro viejo (actualmente inutilizadas, y situadas en el cruce del Paseo de la boca de la mina y la avenida de Zaragoza), con la parte superior del paseo, donde está la planta potabilizadora de la ciudad y donde actualmente ya llega el agua tanto de la mina Monterols como del pantano de Riudecanyes. La obra está en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU y el Plan de Acción Municipal 2019 a 2023, que incorpora "la priorización del agua como elemento de gestión urbana".

 

Con esta actuación se quiere recuperar la captación del antiguo minado de Almoster para utilizar el agua "en crudo" (es decir, sin ningún tipo de tratamiento) para regar los espacios verdes que ahora se crean con el citado proyecto de adecuación del paseo, como son el Parque Agrario y el Parque de los Olores. Asimismo, el agua sobrante de este riego se impulsará, a través de la nueva tubería, en la planta potabilizadora para su tratamiento y uso en la ciudad. Por otra parte, en caso de que no llegue suficiente agua del minado de Almoster, se ha previsto que la tubería sea reversible, con lo cual la interconexión también debe permitir, si fuera necesario, el envío directo (y en crudo) de agua del minado de Monterols y del pantano de Riudecanyes para el regadío de los espacios mencionados

 

Esta actuación es una primera fase del proyecto de recuperación del minado Almoster y las antiguas instalaciones del Cloro Viejo. En la segunda mitad del año, se prevé dar un nuevo paso adelante con una nueva actuación de recuperación y adecuación de estas instalaciones (actualmente en desuso) y que fueron la primera fuente de abastecimiento de Reus y donde se construyó el primer sistema de tratamiento de las aguas de la ciudad. Esta segunda intervención se ha presupuestado en 145.000 euros.

 

En este sentido, también en el segundo semestre de 2020 se harán realidad otros proyectos que tratan de diversificar las fuentes de suministro de agua para la ciudad. Por un lado, se ha presupuestado (con 125.000 euros) una intervención para recuperar el agua de la mina del barrio Fortuny, que tiene su llegada a la ciudad en el Parque de los curas. Por otra parte, se ha planificado una importante intervención de mejora de la calidad del agua en los pozos del área de Bellisens, con la idea de que pueda destinarse a usos de boca, después de la instalación de un sistema de tratamiento para la reducción de nitratos. En este caso, el presupuesto se ha fijado en 450.000 euros.

                  

La concejala responsable de Aigües  de Reus, Noemí Llauradó, afirma que "en Reus siempre hemos sido responsables con el uso del agua porque es un recurso escaso, y es por eso proyectos como este encajan plenamente con la priorización del agua como un elemento de gestión urbana, tal y como figura en el PAM y de acuerdo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU". En este sentido, el alcalde de Reus, Carles Pellicer, destaca que "uno de los objetivos de la ciudad es seguir profundizando en esta política de usos del agua recuperada que, lógicamente, permite liberar agua potable de la red principal y de las fuentes de abastecimiento". De hecho, Reus destina agua "no potable" a algunas finalidades muy específicas (y con plenas garantías sanitarias) desde hace años, como es el caso de la limpieza de la vía pública, que se realiza íntegramente con agua que no puede destinarse a uso de boca por su baja calidad.

 

Relacionado